Para un Fotógrafo de Boda cuando una pareja se casa es una fiesta. Pero si ademas se trata de amigos de toda la vida, y si además te dicen que se casan en Madrid, es una super-noticia. Pero cuando además te dicen que confian en ti para seas el encargado de sus fotografias de boda te sube el ego por las nubes. Espero haber alcanzado sus expectativas con el trabajo realizado ya que para mi fué un orgullo ser vuestro fotógrafo de boda.

¿Cuanto hace que nos conocemos?, ¿20 años?, y recuerdo que eramos los personajes menos casamenteros que existen, y fijaté, vamos «pasando por el aro». Entendedme, es una forma cariñosa de expresarlo con una frase hecha. Me llena de orgullo y satisfacción esta boda porque Laura y Rober son el uno para el otro, tal  para cual, el complementarios perfecto, casi que no se entienede la existencia del uno sin el otro y exalan bondad por los cuatro costados.

Y la verdad es que no me canso de decirlo pero me encanta hacer fotografías de boda, lo paso super bien y disfruto como si cada boda fuese la última (de la temporada), ya que después viene el largo invierno y claro, para que engañarnos, a mi me entra el «mono».

Luego estuvo pinchando para amenizar «Fer» de Museo Dance que también es un lujo ya que pone la música que nos gusta a los de nuestra generación. Los que somos un poco mas vejetes. Aunque para ser sincero la mitad del tiempo estuvo pinchando Adrian que se le nota que por las venas ya le corre el veneno de ser DJ como papá. Tambien estuvieron como invitados Irene y David.

Enhorabuena Laura y Rober, se que sereis felices siempre porque eso se nota.

Paco Ortega – Fotografo de Bodas en Madrid (Valdemoro)

Compartir esta historia
Volver a la Galería

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other